Teletrabajo: ¿que inconvenientes hay que vencer?

Conciliación laboral, trabajo flexible, jornada laboral a la carta, son términos que desde hace tiempo venimos escuchando repetidamente y, todos están orientados a compaginar la vida personal con la profesional.

Estas diferentes posibilidades, mucho tienen que ver con el avance de las nuevas tecnologías que nos permiten trabajar, sin tener que estar físicamente en la oficina, ya que simplemente necesitamos un ordenador, conexión a Internet y un espacio cómodo para trabajar.

En este sentido, el teletrabajo es una opción que aun creciente, en España solamente la utiliza uno de cada 14 trabajadores y, pese a las ventajas que ofrece, presenta también una serie de inconvenientes a tener en cuenta:

Partimos de la base de que el teletrabajo nos permite adaptar la jornada laboral a nuestras necesidades personales, sin embargo, no siempre sabemos delimitar el tiempo de trabajo. Puede ocurrir que trabajando desde casa, dediquemos más tiempo del que nos corresponde a la jornada  laboral; por el contrario, puede ocurrir también que el entorno nos distraiga. Esta situación siempre será más fácil si disponemos de un horario fijo cuyo tiempo organicemos y gestionemos, en vez de trabajar discontinuamente a lo largo del día o incluso fuera del horario laboral.

Actualmente el diseño de nuevas oficinas en plan abierto persigue incrementar las interrelaciones personales y  profesionales y aumentar las sinergias que se producen en las reuniones y salas de descanso. No estar físicamente en la oficina puede provocar un sentimiento de aislamiento y disminuir los vínculos con los compañeros generando en ellos una sensación de carencia a la hora de trabajar en equipo. Este hecho es fácilmente remediable si se organiza la semana laboral trabajando una serie de días a distancia y el resto presencialmente.

Otro inconveniente derivado del aislamiento, puede ser que muchas veces los trabajadores no se sientan apoyados por la empresa, lo que puede provocar una disminución en la productividad y creatividad del trabajador. En este sentido pueden ayudar cursos de formación para perfilar el modelo de teletrabajo personalizado para cada trabajador.

Por último, por poder causar graves riesgos para la salud hay que evitar a toda costa el sendentarismo. Una jornada laboral bien organizada implica que se puede disponer de más tiempo libre, ya que trabajar desde casa nos ahorra un tiempo precioso en los desplazamientos al trabajo,  pudiendo aprovecharlo en nuestro beneficio.

Si somos capaces de vencer estos inconvenientes, sabremos aprovechar la jornada laboral de tal forma que, redundará beneficiosamente tanto en nuestra vida profesional como en la personal.

Te dejamos aquí el enlace a la noticia:
http://www.finanzas.com/noticias/empleo/20190620/teletrabajo-cuatro-peligros-acompanan-4020615.html