Tecnología para una oficina segura.

No sabemos cuando se va a producir la tan deseada vuelta a la normalidad de una forma definitiva al trabajo, teniendo en cuenta además, que las autoridades no tienen aún muy claro si realmente se va a producir un rebrote hacia el mes de octubre y se aconseja seguir manteniendo el teletrabajo en todos aquellos puestos o personas que sea posible. Sin embargo, algunos trabajadores, ya han comenzado a acudir de forma física a la oficina diariamente, y con ello, las empresas han puesto en marcha todo un plan de adaptación de sus espacios para una vuelta segura al lugar de trabajo. Distanciamiento social entre los puestos, mamparas protectoras, distribución de los flujos de movimiento para evitar que los trabajadores se crucen, geles hidroalcohólicos etc., son protocolos de seguridad que se han incorporado para garantizar la protección de empleados y clientes.

A estas medidas iniciales, siempre se pueden incorporar otras que de forma preventiva hagan disminuir el riesgo de contagio, haciendo de nuestro centro de trabajo un lugar seguro. Para ello, tecnologías que hasta el momento se utilizaban para otro tipo de funciones, han comenzado a abrirse camino y están siendo instaladas en todo tipo de empresas.

La primera de ellas y que ya se ha empezado a instalar en la mayoría de los edificios de oficinas son las tecnologías contac-less cuya función es evitar el contacto físico a la hora de realizar acciones tan normales como fichar la entrada o salida de la jornada laboral. Estás acciones que hasta el momento se hacían pasando una tarjeta por un torno o con la huella dactilar están siendo sustituidas por tecnologías que son capaces de identificar al trabajador. Por medio del  reconocimiento facial, el sistema da acceso al trabajador sin que tenga que tocar nada.

Una segunda técnica, es la medición de temperatura del trabajador, que se puede hacer de forma individual con un termómetro portátil o, instalando cámaras termográficas fijas que controlan una mayor superficie y pueden realizar el control térmico de varias personas a la vez.

Estos sistemas son ya una realidad a la entrada de grandes edificios de oficinas y centros comerciales.

Ya una vez dentro de la oficina, las medidas comentadas anteriormente de mamparas protectoras y señalización, pueden reforzarse por medio de la inteligencia artificial, con sistemas de videovigilancia que pueden controlar el aforo para evitar aglomeraciones o mantener la distancia social. También, por medio de este sistema, se puede localizar fácilmente a los trabajadores que puedan haber estado en contacto en caso de confirmarse un contagio.

Todas estas tecnologías son compatibles tanto en grandes como en pequeñas empresas y, aunque su eficiencia está demostrada casi al 100%, precisan de la buena disposición y colaboración de todos nosotros para ayudar a garantizar la salud y seguridad en el entorno laboral.

te dejamos aquí el enlace a la noticia: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2020-06-01/oficinas-covid-trabajo-tecnologia-bra_2606512/