Dentro de la gama de sillas destinadas a los despachos ejecutivos o de dirección, uno de los principales factores a tener en cuenta, además de un confort y ergonomía avanzados, es la calidad de materiales y una estética muy cuidada y acorde a las exigencias de sus usuarios.

Los sillones parten por norma general de una estructura fija sobre una base de radios y ruedas móviles que permiten un desplazamiento cómodo y silencioso. En el punto de unión con el asiento y respaldo nos encontramos con una serie de mecanismos que ofrecen una gran capacidad de adaptación al usuario, permitiendo ajustar tanto la altura del sillón al suelo como la distancia del asiento hasta el respaldo y la inclinación de ambos.

Los materiales internos del sillón ofrecen una gran confortabilidad para largas jornadas de trabajo permitiendo, gracias a las tecnologías aplicadas, la basculación y adaptación tanto del respaldo como del asiento a nuestros movimientos.

En lo referente a acabados, disponemos de multitud de opciones, desde materiales textiles para base y respaldo, pasando por mallas para el respaldo, que permiten una mayor transpiración, y finalizando en piel natural o sintética para ambos elementos.

Los sillones permiten además su configuración con y sin brazos (con o sin tapizado), y diferentes alturas de respaldo junto con la adición de reposacabezas a juego.

En lo referente a las sillas de confidente existe toda una gama a juego con el sillón principal, con las mismas opciones de personalización y con diseños que van desde las cuatro patas tradicionales, con o sin brazos, hasta diseños con estructura de patín que aportan un toque más de elegancia al conjunto.

Cabe destacar que desde GIO hacemos mucho hincapié en que que todos los sillones y sillas que distribuimos y recomendamos a nuestros clientes hayan sido evaluados por distintas entidades y laboratorios de acreditación a nivel nacional y/o europeo. Así nos aseguramos que nuestro mobiliario cumpla con los más estrictos estándares, tanto en lo referente a sus capacidades ergonómicas y anatómicas, como en las características de resistencia y durabilidad de los materiales empleados en su fabricación.