Una vez que tenemos diseñado el entorno de trabajo, con la correcta selección de mesas, sillas y complementos, el último paso que damos en GIO va un poco más allá y está enfocado a proporcionar ese último toque de personalización y confort.

La selección de los estores y cortinas de las oficinas y despachos es, a la vez, una cuestión tanto de estética como de funcionalidad. Los estores y cortinas adecuados proporcionarán esa sensación de comodidad y privacidad necesarias al mismo tiempo que aportan su capacidad para filtrar la luz procedente del exterior y ajustarla a las necesidades puntuales de cada hora del día.

A la hora de seleccionar el tipo de estor o cortina se han de tener en cuenta muchos factores. El objetivo para el cual se destina la sala, oficina o despacho donde irán ubicados, el diseño y acabado del mobiliario de la misma, las condiciones climatológicas y de luz en las que está ubicado el edificio, la orientación de la sala, el tipo de ventanas y la facilidad de acceso a las mismas determinarán la mejor solución.

En cuanto al tipo, disponemos de una gran gama que va desde la cortina veneciana tradicional en madera o metal, el estor más sobrio con colores planos y diferentes grados de penetración de la luz, estores en tejidos cálidos, cortinas de paneles verticales, panel japonés y cortinas tradicionales de diferentes tejidos, colores y texturas.

Acompañando a todas estas posibilidades tenemos los herrajes necesarios para su ubicación y la opción de añadir automatismos para cortinas verticales y estores.

En GIO nos gusta implicarnos hasta el final en la personalización de su oficina y ofrecerle un proyecto completo que incluya la creación de un entorno cálido y cómodo para que las jornadas de trabajo resulten confortables y agradables a la vez que altamente productivas.