Si bien son elementos considerados como secundarios dentro del organigrama de necesidades de mobiliario de cualquier empresa, no cabe duda de que la elección correcta de los armarios y archivos necesarios para cubrir la demanda de almacenaje de empleados y la suya propia no deja de ser importante para el correcto desarrollo del trabajo diario.

La extensión y calidad de la selección de armarios y archivos de GIO va acorde con esta importancia, y siempre a juego con el resto de mobiliario de oficina, constituyendo gamas completas que comparten materiales y diseños entre mesas, armarios y archivos.

Disponemos así pues de complementos a las mesas de dirección y operativas en forma de armarios, ya sean bajo o altos, cajoneras y archivos cuya modularidad es esencial para cubrir tanto la necesidad de almacenamiento como la ubicación en el espacio disponible.

Igualmente disponemos de gamas específicas de armarios y archivos con diseños propios, capaces de cubrir cualquier necesidad, ya sea para compartir ubicación con mesas, sillas y demás mobiliario, como para la creación de salas de archivo específicas o zonas de almacenaje en espacios compartidos.

Por supuesto hay que destacar que los armarios y archivos, además de la gran variedad de materiales y diseños, disponen a su vez de una serie de accesorios destinados a dotar de funcionalidad específica al interior de los mismos. Estos complementos van desde estructuras para el uso de carpetas colgantes hasta estantes específicos para archivadores de medidas estándar y cajones para almacenaje de planos.

Insistimos en que una de las virtudes de los elementos destinados al almacenamiento de materiales de oficina es su capacidad de modularidad y adaptación, permitiendo tanto la ampliación de las necesidades de espacio como el objeto de su uso, pudiendo variar este último a través del uso de una gran variedad de complementos y accesorios.