Los tabiques móviles nos ofrecen la capacidad de dividir salas en función de las necesidades puntuales que nos surjan. El movimiento de los tabiques puede ser monodireccional, cuando se desplazan a lo largo de una guía central, o multidireccional, permitiéndonos estos últimos elegir la zona de aparcamiento mas adecuada. El acabado de los paneles pueden ser tanto ciego como de vidrio.