En función de las necesidades podremos elegir entre puertas abatibles o correderas, simples o dobles. En cualquiera de ellas elegiremos el acabado entre vidrio, vidrio enmarcado en aluminio o ciegas.