La transparencia del vidrio nos ofrece la posibilidad de compartimentar espacios sin reducir la visibilidad. A pesar de su aspecto liviano, el vidrio ofrece un excelente aislamiento acústico, que puede verse aumentado mediante el empleo de un butiral silence. La combinación con vinilos permite además satisfacer cualquier necesidad de privacidad y personalización.