La combinación entre la transparencia del vidrio y la opacidad de la madera permite otorgar privacidad sin renunciar a la luminosidad, permitiendo además la instalación de persianas venecianas entre vidrios con mando de accionamiento por botón.