La mampara, frente a otras soluciones de compartimentación, nos ofrece la posibilidad de modificar distribuciones de forma sencilla, pudiendo adecuar los espacios a las nuevas necesidades. Los paneles ciegos podrán ser de diversos materiales que irán desde la melamina a elegantes maderas o lacados. En el interior la lana de roca aumenta el aislamiento acústico hasta llegar a valores de Rw = 46 dB.