En multitud de ocasiones se hace necesaria una redistribución del espacio de nuestras oficinas, ya sea debido al aumento de personal o por la necesidad de la creación de una nueva sala despacho. En este tipo de ocasiones es cuando el uso de mamparas divisorias es una excelente alternativa frente a la obra tradicional y las molestias que conlleva.

Además de para la creación de nuevos espacios, el uso de divisorias es muy común a la hora de crear espacios de trabajo en grandes salas, permitiendo que los trabajadores dispongan de un alto nivel de intimidad aislamiento para el correcto desempeño de su trabajo y manteniendo a su vez el espíritu del trabajo en equipo.

Los materiales diseños de las mamparas vienen fijados por las necesidades de aislamiento acústico y lumínico y por la imagen que queremos transmitir. Podemos crear nuevos espacios con paneles completos de madera vidrio (transparente, translúcido u opaco) y la combinación de ambos, con diferentes grados de aislamiento acústico según las necesidades del nuevo espacio.

También existe la posibilidad de crear nuevos espacios con tabiques móviles, de tal forma que podamos crear un espacio aislado en un momento necesario y abrirlo de nuevo al resto de la oficina cuando se requiera. Esta configuración nos da un control completo sobre el uso del espacio, pudiendo establecer un espacio amplio de trabajo o crear salas y despachos en minutos y de una forma muy sencilla.

En cuanto a las divisorias, disponemos de multitud de diseños estilos únicos para crear espacios específicos en consonancia con su imagen. Y complementando a otros elementos de nuestro catálogo, disponemos de divisorias que ofrecen acabados materiales complementarios a las mesas y al resto de mobiliario operativo, de tal forma que se crean espacios de trabajo con un diseño uniforme y con los mismos estándares de calidad ergonomía.