Pautas para mantener una correcta postura laboral

En condiciones normales, la cantidad de horas que pasamos sentados frente al ordenador, a lo largo de nuestra jornada laboral, puede suponer un problema para nuestra salud. Si a ello además, añadimos la situación actual de trabajo en remoto por el confinamiento, que nos está obligando a estar aún más horas sentados y ser más sedentarios en nuestra vida privada, este problema puede agravarse.

Y es que si ya antes era beneficioso seguir unas determinadas pautas posturales, ahora, con la inmovilidad actual, es completamente necesario. Por ello te vamos a dar una serie de consejos a seguir para que tras tu jornada laboral, tu organismo no se vea gravemente perjudicado.

*Lo primero que has de tener en cuenta, es que mantener la misma postura durante mucho tiempo, cansa. Por ello a lo largo de tu jornada laboral debes levantarte y andar un poco, estirar la musculatura y descansar o desconectar para relajarte durante unos minutos. Ello hará disminuir la tensión y retomar tus tareas con energía.

*Otra hecho fundamental es la postura que debes mantener mientras estás sentado. Tú cuerpo debe estar erguido, recto, apoyando la espalda completamente en el respaldo. Algunas sillas llevan un cojín lumbar para que esa zona no quede sin apoyo, si no es el caso de la tuya, puedes poner un cojín para que la postura sea la adecuada.

*La pantalla del ordenador debe estar  a la altura de los ojos para impedir que se tenga que bajar el cuello y cause problemas en las cervicales. Para ello puedes ayudarte con accesorios varios que regulen la altura del monitor.

*Las piernas y brazos deben mantener un ángulo recto con respecto al suelo y la mesa. Para ello debes acoplar la altura de la mesa y la silla, individualizando ese espacio, según tus necesidades. En los últimos tiempos hemos visto la opción de poder trabajar de pie en mesas altas durante algunos espacios de tiempo. Esta combinación de ambas posturas por el hecho de cambiar de posición puede resultarte interesante.

*De igual forma, los codos deben mantener también un ángulo recto con respecto de los hombros y evitar sobrecarga en esta parte del cuerpo.

*Dejamos para lo último los pies, los grandes olvidados. Es importante que estos no cuelguen, por lo que, si por nuestra estatura no nos llegan al suelo, debemos colocar una plataforma para que puedan estar apoyados. Igual de importante es el calzado que utilicemos. Con el trabajo desde casa, este aspecto que hemos descuidado sin saber de su importancia, puede acarrear nos problemas posturales, por lo que es necesario utilizar un calzado adecuado que sujete el pie pero no lo oprima.

Con una adecuada postura frente al ordenador, podremos evitar males mayores que pueden traernos complicaciones. ¿Qué podemos perder intentándolo?