Las oficinas de Tango Energy en Geelong, Australia

El Federal Woollen Mills es un antiguo complejo de edificios ubicado en North Geelong, suburbio de Geelong, ciudad del estado de Victoria, en Australia. Este complejo albergaba una gran industria dedicada a la fabricación de textiles desde principios del siglo pasado hasta los años 70. Su construcción finalizó en el año 1915 y fue donado por la Geelong Harbour Trust para su uso por parte de la Commonwealth con el objetivo de fabricar uniformes militares durante la primera guerra mundial. Con el fin de la guerra en el año 1918 se adaptó la fabricación para realizar otras prendas diferentes a los uniformes, hasta que en el año 1923 la instalación pasó a manos privadas. La fabricación de textiles siguió dando frutos hasta el año 1970, cuando se instauró el incremento de aranceles proteccionistas por parte del gobierno, momento en el cual la rentabilidad de la industria decreció y comenzó su declive.

En el año 2017, el Federal Woollen Mills recibió el 2017 National Trust Heritage Award, galardón concedido al grupo inmobiliario David Hamilton por el trabajo realizado en la recuperación y rehabilitación de este patrimonio histórico. En este mismo año la compañía eléctrica Tango Energy estableció sus nuevas oficinas en el edificio central y más emblemático de este complejo histórico y, a través del estupendo trabajo de diseño del estudio de diseño de interiores y espacios de trabajo Spectrum Australia Group, se ha convertido en un espacio muy especial y acogedor para sus trabajadores.

Del trabajo del citado estudio destaca la forma en la que han sabido conjugar las estructuras del edificio original, que mantiene su presencia eminentemente industrial, junto con elementos muy modernistas y detalles vintage.

Una gran área principal dedicada al trabajo en equipo con grandes bancos de trabajo altamente funcionales, áreas de reunión abiertas, una amplia cocina/comedor y donde destacan el suelo original de cemento restaurado y pulido, las paredes de ladrillo rojo con sus grandes ventanales y las características vigas de metal que sustentan el estructura.

En la planta superior, con vistas al área principal, encontramos un espacio secundario de trabajo con zonas de reuniones. Sorprende de nuevo el contraste de estos elementos modernistas con la presencia histórica del conjunto.

Finalmente se agradece mucho la introducción de elementos naturales con maceteros y pequeños jardines verticales que relajan en cierta medida ese ambiente industrial que despide el edificio.

Os dejamos más información sobre el edificio y las oficinas de Tango Energy en los siguientes enlaces:

Imágenes de Spectrum Australia Group y David Hamilton Property Group.