La sede de Bloomberg en Londres premiada en los galardones BREEAM 2018

El edificio de oficinas que alberga la sede Europea de la multinacional de la información financiera Bloomberg obtuvo el año pasado una puntuación de 98.5% (la más alta hasta la fecha para un proyecto privado) en el método de evaluación y certificación de la sostenibilidad de la edificación BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology). Este método evalúa edificaciones por todo el mundo, tanto a nivel público como privado y residencial, para otorgar una nota que puntúa a dichas construcciones por el impacto de las mismas en 10 áreas fundamentales para la sostenibilidad: Gestión, Salud y Bienestar, Energía, Transporte, Agua, Materiales, Residuos, Uso ecológico del suelo, Contaminación e Innovación.

Cada año, BREEAM celebra una gala en la cual otorga galardones a las construcciones más destacadas en una serie de apartados que van desde el diseño hasta el uso cotidiano de los mismos. En la edición de este año, el edificio de oficinas de Bloomberg en Londres ha sido el que ha obtenido el galardón en el apartado de Diseño, dentro del área de proyectos privados.

El edificio tiene la firma de Norman Foster y su estudio Foster + Partners, y en su diseño se involucraron tanto el famoso arquitecto como Michael R. Bloomberg, fundador de la compañía, para lograr un entorno que conjugase de forma sorprendente esa sostenibilidad (por la cual ha obtenido la máxima puntuación hasta la fecha) con un diseño innovador que encajase de forma sorprendente con el entorno donde se encuentra y que proporcionase a los usuarios, empleados y visitantes de las instalaciones espacios cómodos, agradables y funcionales con una estética sorprendente.

Entre las características que otorgan al edificio tan alto porcentaje de sostenibilidad podríamos destacar los paneles ubicados en los techos que combinan iluminación, calefacción, refrigeración y acústica y que gracias al empleo de luminarias led reduce hasta en un 40% la energía consumida. El edificio dispone de un sistema de reciclado del agua de lluvia, la cual posteriormente es empleada en la descarga de inodoros y que ahorra un total de 25 millones de litros al año.

Destaca también el genial sistema de ventilación natural, el cual, dependiendo de las condiciones del exterior, es capaz de abrir o cerrar las cuñas de bronce que recubren las fachadas del edificio para regular la temperatura de forma natural. Esto, combinado con el sistema de detección de CO2, que permite regular el flujo de aire en distintas zonas de acuerdo al número aproximado de personas que lo ocupen en cada momento, conlleva una reducción de las emisiones de CO2 de 300 toneladas métricas al año y una reducción del consumo eléctrico de entre 600 y 750 MW/hora.

A parte de sus características de sostenibilidad, estamos ante un edificio que alberga dentro de su estructura de piedra, vidrio y bronce formas redondeadas en tonos ocre de madera y metal y espacios distribuidos con gran inteligencia para ofrecer a sus usuarios la máxima comodidad y confort.

Nuestra enhorabuena a Bloomberg y al estudio Foster + Partners tanto por el galardón como por haber conseguido unir la máxima sostenibilidad a un diseño espectacular y acogedor al mismo tiempo.

Aquí os dejamos un enlace con más información sobre el edificio en la web de Bloomberg: https://www.bloomberg.com/company/london/