La nueva sede de Stradivarius en Cerdanyola del Vallès: confort, sostenibilidad y eficiencia energética

Hoy os traemos, dentro de la sección de oficinas del mundo, la nueva sede central de Stradivarius en el municipio de Cerdanyola del Vallès, cuyo diseño se ha orientado hacia el confort y bienestar de los empleados, la sostenibilidad y la eficiencia energética.

El edificio, localizado en uno de los polos económicos más importantes del área metropolitana de Barcelona, consta de 31.600 metros cuadrados de oficinas, siendo la superficie total de la parcela de 18000. Quizá, uno de los aspectos qué más llama la atención favorablemente es la luminosidad del edificio y su amplitud. El espacio de trabajo organizado en tres plantas, se caracteriza por su disposición abierta, techos de gran altura e iluminación natural, que permite, por medio de patios de luces interiores, iluminar las zonas de trabajo más lejanas a la fachada.

Su concepto abierto, organiza un espacio de 6000 metros cuadrados en el que se alojan los diferentes departamentos, además de tiendas, platós y expositores y cuyo concepto, se orienta a favorecer la comunicación, las sinergias y la creatividad.

Siendo uno de los objetivos de su diseño el confort de los empleados, entre los espacios de trabajo no podían faltar las zonas de descanso y comunes como el comedor, un jardín, terrazas exteriores y un gimnasio. En este sentido, para facilitar y mejorar la luminosidad y climatización del edificio, un sistema domótico de gestión regula estos aspectos. Por otra parte, las acciones encaminadas a reducir un 30% el consumo eléctrico y un 45% el consumo de agua potable ha llevado al edificio a obtener la certificación LEED Gold. La sostenibilidad también caracteriza a este edificio. El diseño de su fachada se organiza en unas lamas de color blanco que le garantizan una eficiencia y reducción en el consumo energético.

Por último, para salvar los desniveles a las calles circundantes, el exterior se organiza en un zócalo ajardinado con especies autóctonas de bajo consumo hídrico, cuyo riesgo proviene de las aguas de lluvia. De igual forma ocurre en los patios interiores en donde se observa cómo se ha tenido en cuenta la importancia del diseño biofílico, para  el bienestar de los 300 empleados de la firma.

Te dejamos aquí el enlace a la noticia: https://www.distritooficina.com/espacios/sede-de-stradivarius-en-cerdanyola-proyecto-de-batlleiroig/