La hospitalidad en la oficina

Actualmente, pese a que el número de empleados que trabajan de forma remota como mínimo un día a la semana, es creciente, lo habitual es permanecer en un puesto fijo durante toda la jornada laboral, los 5 días de la semana. Por esta razón, es a estos últimos trabajadores, a quién debe orientarse el diseño de una oficina, independientemente del tipo de empresa y de la cantidad de empleados que tenga.

Así, si el objetivo es el bienestar y comodidad de los trabajadores, siempre puede ser una buena decisión seguir los pasos de aquellos qué se dedican a proporcionar esto mismo a sus clientes, como es el caso de los hoteles.

Hoy en día cualquier hotel por muy pequeño que sea, tiene una personalidad propia, un cuidado diseño y un servicio personal a gusto del consumidor. ¿Porque no tener en cuenta algunas de sus ideas para que mejore el espacio de trabajo?

Teniendo en cuenta las largas jornadas laborales, éstas siempre serán más gratificantes, si nuestro entorno cuenta con grandes ventanales que dejen pasar la luz natural e incluso el aire fresco en algún momento determinado. Todo ello unido a un mobiliario informal que se asemeje a un salón pero que a la vez pueda utilizarse para trabajar, lograra crear un agradable sentimiento de pertenencia.

En este mismo sentido, está demostrado en los hoteles el gusto de sus clientes por las azoteas para relajarse al aire libre, por lo que muchas empresas han remodelado las suyas, poniendo incluso una barra de bar que sus trabajadores puedan utilizar al final de la jornada laboral.

Igualmente, son muchos los hoteles que desde hace tiempo incluyen en sus instalaciones un gimnasio más o menos completo. La aparición de los gimnasios en los lugares de trabajo va más allá del bienestar, siendo ahora una cuestión de salud que, muchos trabajadores tienen en cuenta a la hora de elegir una empresa. De forma contraria si lo que quiere el trabajador es relajarse, o simplemente necesita un espacio silencioso, las oficinas siempre pueden contar con un área que asegure estas necesidades.

Pero quizá, la máxima representación de la oficina abierta y flexible sea el vestíbulo del hotel, con diferentes áreas para reunirse, descansar o entablar conversación para uno o más usuarios. Es en este espacio en el que, si tuviéramos que escoger de entre todos los empleados de un hotel al que más fácil y agradable nos ha hecho la estancia, este bien podría ser el conserje. Siguiendo esta idea para la oficina, sus intervenciones en cualquiera de nuestras demandas pueden hacer que nuestra jornada laboral sea menos estresante, por lo que muchas empresas dan ya este servicio.

En cualquier caso, el proceso de diseño debe crear un espacio de trabajo funcional y productivo, centrado en el usuario final, y dejando atrás el diseño tradicional que, ante todo, busca la estética.

Os dejamos aquí el enlace a la noticia original
https://workdesign.com/2019/02/experience-centric-office-design/