La ciudad de 15 minutos

La ciudad de 15 minutos

Hace unos días os hablábamos del auge de las viviendas con espacios destinados para el teletrabajo, y como los promotores inmobiliarios empiezan a diseñar y reformar las viviendas teniendo en cuenta las peticiones de los futuros inquilinos y propietarios, los cuales demandan un espacio destinado para trabajar desde sus domicilios.

Hoy os hablamos de otra tendencia que, aunque no es nueva, con la llegada de la pandemia también está prosperando en los nuevos desarrollos urbanísticos que se están planificando en la actualidad: la ciudad de 15 minutos.

El concepto no es nuevo, como hemos comentado, se trata de un espacio urbanístico que combine espacios residenciales, laborales, lúdicos y de servicios en áreas que permitan que cualquier ciudadano pueda acceder a cada uno de ellos a 15 minutos o menos de distancia a pie.

Los residentes de estas nuevas zonas en desarrollo dispondrán de, además de su vivienda, espacios para trabajar, donde las empresas podrán establecerse o reservar espacios de trabajo (co-working o espacios propios). Tendrán además servicios lúdicos de restauración, entretenimiento y asistenciales (centros de salud, clínicas, colegios, guarderías, etc.)

Las ventajas de estos modelos son muchas, empezando por la reducción del uso de vehículos, la mejora de la salud inherente a los desplazamientos a pie de sus habitantes, la reducción en la factura de los gastos de transporte y finalmente, y no menos importante, la mejora de la productividad laboral de los empleados.

Es sabido que los desplazamientos para ir al centro de trabajo pueden ser agotadores, y conciliar la ubicación del centro de trabajo con el resto de servicios, a veces provoca que pasemos demasiado tiempo desplazándonos de un lado a otro, lo que causa estrés y malestar. Esto implica que, en primer lugar, estemos malhumorados gran parte del día y que, por ende, nuestra productividad se vea reducida.

Ya existen desarrollos en los cuales esta idea ha funcionado muy bien, con una gran demanda tanto de propietarios e inquilinos de viviendas como de empresas que quieren establecerse en estas zonas. Incluso hay grandes empresas que han destinado recursos para crear sus propios «campus» o «mini-ciudades», donde establecerse y dotar a sus empleados de residencias y de todos los servicios necesarios. Estos desarrollos han demostrado que mejoran la calidad de vida de sus habitantes y los resultados de las empresas, por lo que el beneficio de este tipo de planificación urbanística es indiscutible.

Ahora sólo queda que el resto de entidades, privadas o públicas, sigan planificando sus nuevos desarrollos con este modelo en mente, para que todos nos hagamos beneficiarios de las grandes mejoras que conllevan, y más en estos días en los que la reducción de emisiones de los vehículos y la reducción del consumo de energía son significativas para el conjunto de la sociedad.

Más información en la noticia original publicada en allwork.space (en inglés): https://allwork.space/2021/09/developers-are-betting-on-live-work-play-communities-to-attract-new-tenants/