El diseño de los lugares de trabajo se orienta hacia las necesidades humanas.

Actualmente, los lugares de trabajo están siendo modificados de acuerdo con las necesidades y gustos de la nueva generación de trabajadores, conocidos como Millennials, quienes esperan del diseño de oficinas, la creación de espacios más confortables, orientados a la salud y bienestar del trabajador.

Durante muchos años, un aspecto clave como es la eficiencia energética aplicada a edificios, estaba orientada al ahorro de energía y a la reducción de costes. Hoy en día, además de estos motivos, entra en juego con mucha fuerza no solamente el interés por el edificio sino también de qué forma beneficia al ser humano, un edificio diseñado con eficiencia energética. Este es el caso de la certificación Well Building Standard de la que ya hemos hablado en otras ocasiones.

Así, además de un diseño que favorezca el bienestar del trabajador en aspectos tan cruciales como el aire, el ruido y la iluminación, entran en juego otros tantos de igual importancia:

La era digital es una realidad y con ello, el Internet de las Cosas es una herramienta generalizada a la hora de gestionar en los edificios, la iluminación y la temperatura, según las necesidades del usuario. Un sistema conectado a sensores permite una gestión personalizada, una mejora en los trabajos de mantenimiento y una mayor confortabilidad de los trabajadores, todo ello dentro de los estándares de óptima energía.

Relacionada directamente con el Internet de las Cosas y en busca del ahorro de energía, en el caso de la luz prima también la calidad de está. La generalización del uso de los LED ha mejorado en gran medida, adaptándola a las necesidades y gustos del trabajador, llegando incluso a parecer casi natural. Quedan atrás por tanto aquellos fluorescentes de luz azulada que han caracterizado a nuestras oficinas pasadas.

Otro aspecto clave para mejorar el bienestar en los lugares de trabajo es el control del ruido. A raíz de la nueva moda del diseño de oficina abierta, en la que los despachos individuales han ido desapareciendo para mejorar las interacciones, las oficinas se han vuelto más ruidosas. Este hecho, que tanto puede perjudicar al trabajador, se puede resolver por medio de techos o paneles que absorben el sonido sin dañar la estética del espacio.

Por último, y ya que hablamos del bienestar del trabajador, hablaremos de su perfil. Actualmente el 37% de la fuerza laboral lo constituyen los Millennials, también llamados la Generación Y. Los Millennials, son los que están revolucionando el diseño de los lugares de trabajo. Sus aspiraciones distan mucho de estar en una oficina durante todo el día. Conectados constantemente a Internet pueden desarrollar su trabajo en cualquier sitio, por lo que solo necesitan un lugar cómodo, donde puedan interactuar; son ellos los que reivindican una conciliación personal en un entorno laboral moderno, orientado al bienestar del ser humano.

Te dejamos aquí en enlace a la noticia:

https://workdesign.com/2019/01/future-workplaces-where-technology-and-human-needs-are-guiding-design/