5 consejos para ahorrar agua también en la oficina

Hace años, cuando de vez en cuando salían en la prensa o TV noticias que hacían referencia al cambio climático, parecía algo lejano y ajeno a nosotros. Sin embargo, hoy en día está demostrado que el cambio climático es una realidad y que es vital si no revertirlo, al menos aminorarlo.

En este proceso, uno de los recursos naturales que mayormente se está viendo afectado, es el agua. Es un hecho que cada vez llueve menos o que cuando lo hace, esta lluvia es de forma torrencial, provocando grandes impactos que dañan el territorio. A lo largo de este año, en España hemos podido comprobar cómo las reservas hídricas de nuestros pantanos, llegaban a niveles que no se veían desde hace tiempo. El déficit de lluvias y un consumo creciente del recurso agua, ha generado un estrés hídrico, fenómeno que ocurre cuando la demanda de agua es más alta que la cantidad disponible durante un periodo determinado.

Un estudio realizado por investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT), que utiliza un modelo de simulación para evaluar los recursos hídricos y las necesidades de agua en el mundo, revela que para el año 2050, el 52 % de la población mundial se localizará en áreas con escasez de agua.

Los estudios indican que los factores que mayor estrés hídrico generan son el incremento de la población y el crecimiento económico y que 37 de los 194 países en el mundo, utilizan más del 80% de sus recursos hídricos disponibles.

Llegados a este punto ¿Qué podemos hacer?

Una encuesta realizada por ISS, ha sintetizado cinco propuestas que ayudan a las empresas a reducir el gasto de agua.

En primer lugar, realizar un análisis de consumo de las instalaciones podría detectar consumos superiores a la media derivados de posibles fugas. Una segunda iniciativa para el ahorro, podría ser la instalación de mecanismos de reducción de caudal en grifos y cisternas. Por otra parte, optimizando el funcionamiento de los equipos de refrigeración, que consumen gran cantidad de agua, se conseguirían grandes ahorros hídricos. La recogida del agua de lluvia es otra posibilidad a tener en cuenta en los edificios de nueva construcción, siendo necesario un estudio en los ya existentes para ver si físicamente fuera posible. Por ultimo, aconsejan gestionar de una forma más eficiente los lavavajillas o grifos de las cocinas.

Todos estas recomendaciones que se realizan a nivel empresarial, deben ir respaldadas con una formación y educación ambiental a nivel individual que nos convenza a actuar y a poner nuestro granito de arena.

Os dejamos aquí el enlace a la noticia original:

https://servicefutures.com/es/5-formas-reducir-consumo-agua-oficina/