La recepción, esa zona tan importante de la oficina

Sillón recepción SOPHA

La impresión que se llevan nuestros clientes cuando entran por primera vez en la recepción de nuestra oficina, en vital. Podría decirse que de esa primera imagen, pueden abrirse o cerrarse muchas puertas, porque de ella, se desprende personalidad, elegancia e incluso la existencia o no de un grato ambiente laboral. Por ello, debemos prestar especial atención a esta zona de nuestra oficina, para que a su llegada, la sensación o impacto del posible cliente sea favorable, ya que el tiempo que pueda pasar allí puede ser decisivo para indicarle todo lo que profesionalmente podemos hacer por él.

Siendo la parte más importante de la oficina, acertar con el mobiliario y la decoración adecuada es fundamental y para ello, nos vamos a centrar en unos pequeños tips que puedes seguir para que puedas transmitir la imagen que deseas y te caracteriza.

*La zona o sala de espera deberá contar en primer lugar con un mueble de atención donde el cliente se dirija nada más entrar. La forma y acabado del mismo irá acorde con la estética de la empresa, pudiendo tener el logo y colores corporativos si así lo deseamos. De igual forma se debe proceder en la elección de los asientos, ya sean sillas, butacas o sofás, procurando siempre que estos sean cómodos y confortables.

*La recepción debe estar perfectamente iluminada; si cuenta con luz natural aprovéchala al máximo y si esta opción no es del todo posible, opta por aportar luz adicional.

*El color de las paredes en tonos claros, proporciona luminosidad. Deberás tener esto en cuenta si la zona de espera no es demasiado amplia. En caso contrario puedes combinar alternando tonos más claros con otros más oscuros, para dar dinamismo a este área.

*No olvides las plantas. Su inclusión en cualquier espacio es agradable, da ese toque verde o natural a toda la estancia, y estéticamente ayudan a decorar algún espacio vacío.

*Puedes completar toda esta parte con cuadros o fotografías, corporativas o no, pero que sigan la estética de la oficina.

Es evidente la importancia del espacio con el que contamos, pero sin duda, con un buen proyecto que se ajuste a nuestros gustos y necesidades, podremos darle a esta parte tan vital de nuestra oficina, la trascendencia que se merece.