El Teletrabajo adquiere protagonismo a causa del Coronavirus

No es la primera vez, que en este blog hablamos del teletrabajo. Las nuevas tecnologías están cambiando las formas de trabajar y ya no es necesario realizar la jornada laboral en la oficina, sino que podemos hacerlo desde casa o desde cualquier otro sitio en el que tengamos acceso a Internet. En un principio, siempre se ha tenido en cuenta esta opción como forma de compatibilizar la vida personal con la profesional, pero en estos días, y debido a la gran epidemia de Coronavirus, el teletrabajo se ha convertido en una cuestión de salud pública.

Por esta razón, esta semana, muchas empresas españolas han puesto en marcha planes para que sus trabajadores realicen su jornada laboral desde casa, como método para frenar los posibles contagios por el virus, lo que ha provocado que las empresas estén realizando a marchas forzadas acciones para asegurar que sus empleados tengan acceso remoto a su ordenador y programas de la oficina desde casa. Para ello, existen diferentes aplicaciones que permiten dicha conexión, ya sea contratando herramientas tecnológicas con sus correspondientes licencias o accediendo de forma gratuita a otros programas presentes en la red. Llevar a cabo estos planes no siempre es fácil o posible y puede precisar de varias fases, dependiendo de los centros de trabajo y de la gravedad de la epidemia, que puede derivar desde poner en remoto solamente a un porcentaje de la plantilla o a toda ella a la vez.

El Ministerio de Sanidad siguiendo la guía de la Organización Mundial de la Salud para los lugares de trabajo establece una serie de recomendaciones personales que exponemos a continuación.

1. Lavarse las manos con frecuencia con desinfectante o agua y jabón.
2. Mantener un distanciamiento social de un metro con las personas que nos rodean.
3. Evitar tocarse los ojos, nariz y boca ya que las manos, pueden transferir el virus en contacto con estas zonas de la cara.
4. Practicar una buena higiene respiratoria tapándonos boca y nariz en caso de tos o estornudo.
5. Utilizar pañuelos desechables y tirarlos tras el uso.
6. Buscar asistencia médica en caso de no sentirse bien y/o tener fiebre o dificultad para respirar
7. Mantenerse informado y seguir los consejos de las autoridades competentes.

Por otra parte, existen también medidas de prevención en los centros laborales, para los que se recomienda:

1. Mantener una estricta higiene a base de desinfectante en servicios, comedores y cafeterías, así como, con los objetos que pueden ser más manipulados por los empleados como los pomos de las puertas; en las empresas o centros de trabajo flexible que esté instaurado el hot-desking, es de vital importancia la desinfección de escritorios, ordenadores y teclados.
2. Algunas empresas han establecido una estricta política de no saludar para evitar el contagio a través de los apretones de manos.
3. Limitar o cancelar viajes o eventos públicos para evitar la exposición de los trabajadores, especialmente, si tienen que viajar a zonas de riesgo.

En España, debido a la aún existente cultura laboral presencialista, el teletrabajo no prospera como en otros países europeos. Mientras que en países como Suecia y el Reino Unido, el porcentaje de teletrabajadores supera el 20 %, en nuestro país, esta cifra es muy inferior, afirmándose en algunos casos que no llega ni al 5%. Lo cierto es, que las empresas tienen aquí su oportunidad para que, una vez pasada la epidemia, puedan analizar las estadísticas derivadas de esta situación y comprobar en su caso, los beneficios o no del teletrabajo.